POR QUE NO SE VE
POR QUE NO SE VE
TITO 2:13-14 Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.
      TITO 2:13-14 Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo,  quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.

LA EXPIACIÓN Y LA PROPICIACIÓN DE CRISTO

Levíticos 17:11 Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona.

Levíticos 5:16-17 Y pagará lo que hubiere defraudado de las cosas santas, y añadirá a ello la quinta parte, y lo dará al sacerdote; y el sacerdote hará expiación por él con el carnero del sacrificio por el pecado, y será perdonado. 17 Finalmente, si una persona pecare, o hiciere alguna de todas aquellas cosas que por mandamiento de Jehová no se han de hacer, aun sin hacerlo a sabiendas, es culpable, y llevará su pecado. 18 Traerá, pues, al sacerdote para expiación, según tú lo estimes, un carnero sin defecto de los rebaños; y el sacerdote le hará expiación por el yerro que cometió por ignorancia, y será perdonado.

Levíticos 16:30-34 Porque en este día se hará expiación por vosotros, y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová. 31 Día de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas; es estatuto perpetuo. 32 Hará la expiación el sacerdote que fuere ungido y consagrado para ser sacerdote en lugar de su padre; y se vestirá las vestiduras de lino, las vestiduras sagradas. 33 Y hará la expiación por el santuario santo, y el tabernáculo de reunión; también hará expiación por el altar, por los sacerdotes y por todo el pueblo de la congregación. 34 Y esto tendréis como estatuto perpetuo, para hacer expiación una vez al año por todos los pecados de Israel. Y Moisés lo hizo como Jehová le mandó.

 

DEFINICIONES DE DICCIONARIO

EXPIAR (raíz del latín)

  • (Del lat. expiare).
  • tr. Borrar las culpas, purificarse de ellas por medio de algún sacrificio.
  • tr. Dicho de un delincuente: Sufrir la pena impuesta por los tribunales.
  • tr. Padecer trabajos a causa de desaciertos o malos procederes.
  • tr. Purificar algo profanado, como un templo.

 

EXPIAR, PROPICIAR (raíz de hebreo)

A. Verbo

apar (כָּפַּר, H3722), «cubrir, expiar, propiciar, pacificar». Esta raíz se encuentra en todos los períodos de la historia del lenguaje hebreo. Tal vez lo conocemos mejor por el término Yôm Kippur, «Día de Expiación». Las modalidades verbales aparecen unas 100 veces en la Biblia hebraica. Kapar se encuentra primero en Gén_6:14, donde se usa en su sentido básico de «cubrir». Dios da a Noé instrucciones, concernientes al arca, entre otras: «Cúbrela con brea por dentro y por fuera» (RVA; «la embetunarás» RV; «calafatearás» RVR, LBA).

Con todo, la mayoría de las veces el vocablo se usa en el sentido teológico de «cubrir», a menudo con la sangre del holocausto con el fin de expiar algún pecado. No queda bien claro si este «encubrimiento» esconde el pecado de la vista de Dios o si implica que, en este proceso, el se limpia el pecado.

Como era de esperarse, el término aparece con mayor frecuencia en Levítico que en cualquier otro libro, puesto que este texto trata de los sacrificios rituales que se hacían para expiar el pecado.  Por ejemplo, Lev. 4:13-21 ordena traer un novillo a la tienda de reunión como una ofrenda por el pecado. Después que los ancianos colocaban sus manos sobre el animal (para transferirle los pecados del pueblo), el novillo se sacrificaba. El sacerdote entonces introducía una parte de la sangre del novillo a la tienda de reunión y lo rociaba siete veces delante del velo, otra porción de sangre se ponía sobre los cuernos del altar y el resto se derramaba al pie del altar de sacrificios. La grosura del toro se quemaba en el altar y el novillo debía quemarse fuera del campamento. Mediante este ritual «el sacerdote hará expiación [kapar] por ellos, y serán perdonados» (Lev_4:20 RVA).

El término «expiación» se encuentra al menos 16 veces en Levítico 16, el gran capítulo sobre el Día de Expiación. Antes que todo, el sumo sacerdote «hacía expiación» por los pecados suyos y de su familia sacrificando un novillo. Después, se echaba suertes sobre dos machos cabríos, uno de ellos se enviaba al desierto como expiación (Lev_16:10) y el otro se sacrificaba y su sangre se rociaba sobre el propiciatorio para la expiación del pueblo (Lev_16:15-20). El Día de Expiación se celebraba una sola vez al año. Únicamente en ese día podía el sumo sacerdote entrar en el Lugar Santísimo del tabernáculo o templo en representación del pueblo de Israel y hacer propiciación por ellos.

A veces la propiciación por el pecado se hacía sin ofrenda de sangre o separadamente. Durante el llamado de Isaías en una visión, sus labios recibieron el toque de una brasa ardiente que uno de los serafines tomó del altar. Con esto, se le dijo: «Tu pecado está expiado [kapar]» (Isa_6:7 BJ; «limpio», NRV; «borrado» BLA; «quitado» LVP; «perdonado» RVA). En otro pasaje de las Escrituras dice que que la culpa o iniquidad de Israel sería «purgada» (RV) por la destrucción de los instrumentos de culto a los ídolos (Isa_27:9). Las versiones BJ y NBE traducen kapar aquí como «expiar», mientras que la RVA, RV-95 y LBA lo traducen «perdonar».

B. Nombre

kapporet (כַּפּירֶת, H3727), «propiciatorio; trono de gracia». Esta forma sustantiva de kapar se ha traducido en castellano principalmente como «propiciatorio» (cf. RV en sus diferentes revisiones; LBA) y en la mayoría de las versiones católicas (BBC, BNC, SBH, BJ, NBE), aunque también como «lugar del Perdón» (BLA) y «Lugar Santísimo» (LVP). En las versiones en inglés se usa «trono de gracia», «cubierta», «tapa». Se refiere a una plancha o cubierta de oro que reposaba encima del arca del testimonio. De pie y frente a frente sobre la tapa del arca (propiciatorio) había dos querubines. La plancha de oro representaba el trono de Dios y simbolizaba su presencia real en el recinto sagrado. En el Día de Expiación, el sumo sacerdote rociaba sobre el propiciatorio la sangre del holocausto por los pecados, quizás como símbolo de la aceptación del sacrificio por Dios. De ahí que el kapporet era el punto neurálgico donde Israel, mediante su sumo sacerdote, podía entrar en la presencia de Dios.

Es más, el propio templo se distinguía de los corredores y otras estructuras adjuntas a través del nombre «lugar del trono de gracia» (kapporet) (cf. 1Cr_28:11). La Septuaginta traduce kapporet como hilasterion («propiciatorio»).

EXPIAR (raíz del griego)

jilaskomai (λάσκομαι, G2433), se usaba entre los griegos con el significado de hacer propicios a los dioses, de aplacar, propiciar, en tanto que no se concebía que fueran bien dispuestos de natural, sino que esta buena disposición de parte de ellos debía ser conseguida ganándola. Este uso de la palabra es ajeno a la Biblia griega, con respecto a Dios, tanto en la LXX como en el NT. No se usa nunca de ningún acto mediante el que el hombre conduzca a Dios a una actitud favorable o disposición de gracia. Es Dios quien es propiciado por la vindicación de su carácter santo, habiendo actuado de tal manera con respecto al pecado mediante el sacrificio vicario y expiatorio de Cristo que puede mostrar misericordia al pecador que cree, quitando su culpa y dándole la remisión de sus pecados.

Así, en Luc_18:13 significa ser propicio o misericordioso hacia (con la persona como objeto del verbo), y en Heb_2:17 expiar, hacer propiciación por (siendo los pecados el objeto del verbo). Mediante el sacrificio propiciatorio de Cristo, el que cree en él es por el acto propio de Dios liberado de la ira que en justicia se merece, y entra en el pacto de gracia. Nunca se dice que Dios es el reconciliado, hecho que por sí mismo es indicativo de que es el hombre quien tiene que ser reconciliado con Dios, y no Dios con el hombre. Dios es siempre el mismo, y, debido a su propia inmutabilidad, su actitud relativa cambia hacia aquellos que cambian. Puede actuar de forma diferente hacia aquellos que acuden a él por la fe, y solo sobre la base del sacrificio propiciatorio de Cristo, no debido a que él haya cambiado, sino debido a que siempre actúa conforme a su inmutable justicia.

Por ello, la obra expiatoria de la cruz es el medio por el cual queda rota la barrera que el pecado interpone entre Dios y el hombre. Por la entrega en sacrificio de su vida inmaculada, sin pecado, Cristo anula el poder del pecado para separar a Dios del creyente.

En el AT, el verbo hebreo kafar está relacionado con kofer, una cubierta (véase PROPICIATORIO), y se usa en relación con el holocausto (p.ej., Lev_1:4; Lev_14:20; Lev_16:24), la ofrenda por la culpa (p.ej., Lev_5:16, Lev_5:18), la ofrenda por el pecado (p.ej., Lev_4:20, Lev_4:26, Lev_4:31, Lev_4:35), la ofrenda por el pecado y el holocausto conjuntamente (p.ej., Lev_5:10; Lev_9:7), la oblación y el sacrificio de paces (p.ej., Eze_45:15, Eze_45:17), así como en otros respectos. Se usa del carnero que se ofrecía en la consagración del sumo sacerdote (Éxo_29:33), y de la sangre que Dios dio sobre el altar para hacer la propiciación por las almas del pueblo, y ello debido a que «la vida de la carne en la sangre está» (Lev_17:11), y «la misma sangre hará expiación de la persona». El hombre ha perdido el derecho a la vida debido al pecado, y Dios ha provisto el único camino posible por el que podía otorgarse la vida eterna, esto es, la entrega voluntaria de su vida hecha por su Hijo, bajo la retribución divina. Todos los antiguos sacrificios del AT establecidos por Dios eran símbolos que prefiguraban este acto de Cristo.

EXPLICACIÓN

En la ley de Dios no cualquier sacrificio quita el pecado, esto es muy importante, pues de eso depende que seamos perdonados de nuestro pecado y podamos ser reconciliados con Dios, en la palabra de Dios pudimos ver que sin derramamiento de sangre no hay expiación de los pecados y no cualquier sacrificio cubre el pecado, sino solo el de un carnero sin defecto,

Actualmente es importante saber esto, pues Jesús mismo dijo que él no vino a quitar la ley, incluida la ley de levíticos, sino a cumplirla, Mateo 5:17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.

Entonces ahora estamos en un problema, ¿Quién tiene que derramar su sangre para que mis pecados sean cubiertos, y la ira de Dios no venga sobre mí?.

Tendría que matar cada año un becerro, sin defecto y cumplir todo el ceremonial que Dios dejo en la ley, claro siempre y cuando sean pecados por ignorancia, pero si cometo pecados francamente el castigo es derramar mi propia sangre y morir, Levíticos 24:16 Y el que blasfemare el nombre de Jehová, ha de ser muerto; toda la congregación lo apedreará; así el extranjero como el natural, si blasfemare el Nombre, que muera. 17 Asimismo el hombre que hiere de muerte a cualquiera persona, que sufra la muerte.

Romanos 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

El problema es que Jesús enseñó que no solo es la muerte física, sino la muerte espiritual.

Apocalipsis 21:8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Mateo 10:28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

COMO PODREMOS HACER PARA QUE NUESTROS PECADOS SEAN EXPIADOS, ¿TENEMOS QUE MATAR CORDEROS?, ¿TENEMOS QUE HACER CEREMONIAS?, ¿TENEMOS QUE HACER OBRAS DE JUSTICIA?, ¿COMO PUES CUMPLIREMOS LAS JUSTAS DEMANDAS DE LA LEY DE DIOS?

SI NOSOTROS NO SOMOS PERDONADOS POR DIOS POR MEDIO DE LA EXPIACIÓN DE NUESTROS PECADOS, ENTONCES CONTINUAREMOS EN LA MALDICIÓN DE LA LEY Y EN LA CONDENA DE MUERTE ETERNA.

Romanos 5:8-10 Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. 9 Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. 10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.

CRISTO JESUS, QUIEN ES DIOS, SE HUMILLO EN FORMA DE HOMBRE PARA VIVIR UNA VIDA PERFECTA, SER UN CORDERO SIN PECADO, Y DAR SU VIDA POR NOSOTROS, COMO EXPIACIÓN POR NUESTRAS FALTAS, SU MUERTE CUMPLIO LA LEY DE DIOS Y SUS DEMANDAS JUSTAS, PARA QUE NOSOTROS FUERAMOS PERDONADOS, Hebreos 2:17 Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo.

Daniel 9:24 Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos.

CON SU MUERTE JESUS NOS RECONCILIO CON EL PADRE, PUES CRISTO FUE EL SACRIFICIO ACEPTABLE POR LA LEY DE DIOS PARA QUE NOSOTROS PAGÁRAMOS NUESTRA DEUDA Y NUESTRAS TRANSGRECIONES PUDIERAN SER PERDONADAS, JESUS FUE SIN PECADO, PARA QUE NOSOTROS SEAMOS JUSTOS DELANTE DE DIOS. 2 Corintios 5:18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. 21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

LA CRUZ SIGNIFICA LA MUERTE DE CRISTO Y NUESTRA RECONCILIACIÓN CON DIOS. Efesios 2:16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.

Colosenses 1:21-22 Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado 22 en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él;

AHORA CRISTO ES EL SACRIFICIO PERFECTO QUE NOS ACERCA A DIOS. Hebreos 9:12 y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención. 13 Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, 14 ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?

CRISTO ES EL SACRIFICIO DEL NUEVO PACTO, PUESTO QUE EN LA LEY DE MOISES LOS SACRIFICIOS NO HACEN PERFECTOS A LOS QUE SE ACERCAN, PERO EN CRISTO, EL AGRADA AL PADRE PARA QUE EL QUE SE ACERCA A ÉL SEA PERFECCIONADO. Hebreos 10:1 Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan.

Hebreos 10:2-9 De otra manera cesarían de ofrecerse, pues los que tributan este culto, limpios una vez, no tendrían ya más conciencia de pecado. 3 Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados; 4 porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados. 5 Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo. 6 Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron. 7 Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, Como en el rollo del libro está escrito de mí.

Hebreos 10:12-14 pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, 13 de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; 14 porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

AHORA PODEMOS DISFRUTAR DE LA RELACIÓN PERSONAL CON DIOS POR MEDIO DE CRISTO JESUS. Hebreos 10:18-23 Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado. 19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, 20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, 21 y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, 10:22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. 10:23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.

PERO ESO NO ES TODO, LA MUERTE DE CRISTO TAMBIÉN FUE LA PROPICIACIÓN POR NUESTROS PECADOS, ES DECIR QUE APACIGUO, LA IRA DE DIOS, ASÍ QUE LA EXPIACIÓN PAGA LA CUENTA, Y LA PROPICIACIÓN CALMA LA IRA, LO QUE NOS RECONCILIA PERFECTAMENTE CON NUESTRO DIOS. Romanos 3:23-25 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, 24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, 25 a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados,

1 Juan 4:8-10 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. 9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. 10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.

TENEMOS QUE CREER QUE JESUS ES DIOS, ORAR A ÉL. Hechos 7:59 Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu.

HABLAR CON ÉL, PEDIRLE QUE NOS AYUDE A SER SALVOS. Juan 14:13-14 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. 14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré. 15 Si me amáis, guardad mis mandamientos.

PUES ÉL ES EL UNICO CAMINO, LA UNICA VERDAD Y LA UNICA VIDA. Juan 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Juan 3:36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

TENEMOS QUE OBEDECERLE Y ENTREGARNOS A ÉL. Juan 14:21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

 

Juan 11:25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. 26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

BUSQUEDA DE PASAJES

Lookup a word or passage in the Bible



BibleGateway.com
Include this form on your page

Contacto

IGLESIA CÓRDOBA VERACRUZ

Elías Plascencia

27.17.15.10.01

josee_plascencia@hotmail.com

 

 

 

IGLESIA  D.F.

Crescencio Palomino

55.54.03.26.35

55.24.80.59

crespalomino@gmail.com

 


También puede utilizar nuestro formulario de contacto.

SERVICIOS

Domingos 11.00 A.M.

Visita nuestro canal de podcast y escucha predicas en audio

las doctrinas de la gracia
resumen de los cinco puntos del calvinismo
calvinismo.pdf
Documento Adobe Acrobat [218.2 KB]

VIDEOS DE SANDY LA NIÑA BIBLICA

 

Serie de videos que ilustran los eventos que suceden en las iglesias con "Mover Apostólico Profetico" de origen pentecostalista y carismatico.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Iglesia Bíblica Reformada Venciendo al Mundo